Un salto al vacío

Rosario Carmona Ruiz

Un salto al vacío

´Litografía reciente (2014-2019)` en la Casa Gerald Brenan / Foto Rosario Carmona

El vacío, aquello inexplicable que causa confusión en todo aquel que intenta descifrarlo, es lo que Enrique Brinkmann (Málaga, 1938) se ha propuesto desvelarnos a través de esta selección inédita de su obra litográfica que lo hace reencontrarse con sus raíces.

Si atendemos a la complejidad de aquello que se escapa de nuestra percepción sensorial advertiremos que, muy posiblemente, las palabras no sean suficientes para explicar algunos conceptos en los que convive inexorablemente la dualidad y la paradoja. Frente a esta problemática podríamos remitirnos al dicho popular “una imagen vale más que mil palabras”, y es que, como podemos estimar en esta exposición compuesta por un total de doce litografías, la imagen puede conformar una vía de comprensión mucho mayor que una simple e imprecisa definición. Con ello podemos llegar a la conclusión de que el artista no sólo está saltando al vacío de forma intelectual intentando explicar dicho concepto, sino también de forma plástica.

Si repasamos la trayectoria artística de Enrique Brinkmann encontraremos el perfil de un artista de gran trascendencia internacional, nacional y local, siendo a su vez una personalidad destacada de la Generación del 50, grupo que reivindicaba con su trabajo la llegada de la modernidad y las vanguardias en Málaga frente al arcaico academicismo. A pesar de haberse formado en ciudades extranjeras, llegando su obra a instituciones como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el MoMA de Nueva York o en el Museo Albertina de Viena, nunca ha olvidado sus raíces, de ahí su evidente felicidad al exponer en la Casa Gerald Brenan, espacio situado a pocos metros de su propia casa desde hace más de cuatro décadas.

“Litografía reciente (2014-2019)” condensa la esencia creadora del artista malagueño, ya que, podríamos considerarla el resultado final de toda una nueva búsqueda artística con otra técnica nada frecuente en Brinkmann, tal y como él afirmará: “La litografía la he trabajado menos que el grabado, con el que me volcado siempre mucho”. Con esto nos revela que se trata de una selección muy excepcional en su trayectoria artística, nada que hayamos podido ver anteriormente de su mano.

Como denominador común en toda su obra, con independencia de la técnica, encontramos la exploración del infinito, del vacío, siendo esto mismo lo que provoca un sinfín de emociones encontradas al contemplar su obra. En estas litografías nos situamos ante un conjunto aparentemente caótico de trazos, grafismos, puntos y líneas enredadas sobre un fondo neutro, todos ellos tratando diferentes texturas y motivos, sin embargo, a pesar de que en una primera impresión la obra parece carecer de sentido, toda la muestra está regida por un inmenso sentido coherente, teniendo dicha coherencia un puesto predominante incluso sobre el propio estilo.

También es importante destacar la dificultad que entraña seleccionar de manera meticulosa un número muy reducido de obras que reflejen el territorio plástico que abarca el artista desde 2014 hasta 2019, dilema que José Díaz Pardo resume así: “El ámbito temporal elegido para la muestra es simultáneamente un acierto y un conflicto”. Por ello, cabe recalcar el hecho de que el espacio expositivo que las acoge contribuye a reforzar la estrecha relación existente entre las obras litográficas y la propia voz del artista, puesto que en la sala contigua podemos disfrutar de una muestra audiovisual en la que el mismo Brinkmann aporta detalles de su obra y de su trayectoria artística, además de una selección de libros de su propia biblioteca.

Toda la síntesis novedosa que conforma la muestra está reflejada en las palabras del artista, quien dice: “El que estés diciendo algo que ya has dicho me crea mucha inquietud, porque creo que eso no es propio del arte. Si uno no se sorprende, no puede sorprender a los demás.”, y es que, tal y como dijo Miguel de Unamuno “el progreso consiste en renovarse”.

Exposición: “Litografía reciente (2014-2019)”.

Comisaria: Marta del Corral.

Lugar: Casa Gerald Brenan.

Fecha: Hasta el 5 de enero del 2020.

Horario: Miércoles y jueves de 16:00 a 21:00 y viernes de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 21:00.