Entre lo abyecto y lo sublime

Laura Delgado Cebrián

Entre lo abyecto y lo sublime

Lo que busco en el arte es ante todo un gesto”. Así es como define su experiencia artística el autor francés Philippe Pasqua que se presenta por primera vez en nuestro país mediante la exposición “El lado oscuro” en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga.

Si hablamos de sensaciones, el gran formato contribuye a adentrarnos aún más, si cabe, dentro de estas obras, en su mayoría, retratos de diferentes individuos. El artista elige a personas discapacitadas, transgéneros, seres dedicados a la prostitución o miembros de su familia para captar la esencia de sus miradas.

Llegan a nuestro pensamiento todo tipo de emociones. El hecho de que el propio autor nombre a sus obras como “El lado oscuro” hace que nos sintamos inseguros ante lo que vemos, que pasemos de experimentar lo abyecto, al mayor sentimiento de sublimidad reflejado en un “simple” retrato. Podría asemejarse al ‘pathos’ griego, como una exaltación de los sentidos, pura expresividad de la emoción que nos hace empatizar con lo representado. Sin embargo, no dejan de ser retratos con vida, de hecho, son titulados con nombres propios (Manel, Béatrice, Arnaud, etc.).

Como elementos a destacar en la obra de Pasqua, resultan fundamentales las manos, a pesar de no aparecer representadas directamente. Es decir, ese gesto del que nos habla para hacer referencia a su obra, dimana al visitar la muestra y apreciar el modelado y los trazos que dan forma a sus personajes, y que parecen el resultado de unas manos guiadas por el nerviosismo.

Igualmente ocurre en su escultura ‘La última cena’, donde nos damos de bruces con un gran banquete en el que nos sentimos intrusos acompañados de unos peculiares personajes, entre fantásticos y diabólicos. Pero si observamos con detenimiento, hallaremos la huella de las manos que les dieron vida. Además, al examinar concienzudamente la composición, vemos algunas ratas y numerosas calaveras bien pulidas creando un gran contraste con las marcas manuales de los personajes. El título de la obra cobra sentido al contar trece seres en la mesa, haciendo alusión, simbólicamente, a la iconografía religiosa. Esta obra, junto con la escultura ‘Sans titre’, provocan un efecto visual similar al de algunas piezas de Jeff Koons, sobre todo por el acabado metalizado que consiguen ambos artistas, aunque el mensaje es bien distinto.

Aunque no lo parezca, la gama cromática que encontramos en las pinturas es bastante reducida, colores cálidos que retratan la piel y colores fríos, como el azul y el gris, que enmarcan las facciones. La técnica del ‘non-finito’ está presente en estos amplios lienzos que carecen de fondo, ya que son ocupados completamente por el rostro como único protagonista.

El montaje de la exposición facilita la comprensión de la muestra. El comisario, Fernando Francés, aúna de una forma magistral la obra de este artista desde 1990. Él mismo la define de la siguiente forma: “La vida tal cual es. Y eso implica tener que asomarse al lado oscuro de las cosas, también al lado oscuro que cada uno lleva dentro. Hay gente que vive diariamente situaciones relacionadas con la discapacidad, con la limitación, con la violencia y la intransigencia, y todo eso es también la vida. No la vida en rosa, sino la vida, que es lo que ofrece el artista en su obra“.

Dadas las situaciones que vivimos en la actualidad, esta exposición resulta inspiradora. A pesar de haber sido aplazada en un primer momento por el estado de alarma, actualmente cobra aún más sentido. Es un reflejo de la vida en el arte, y viceversa.

En cuadros como ‘Orso’, realizado este mismo año, se representa el nacer y el morir con dos elementos, en definitiva, el inicio y el fin de nuestra vida. Pero no lo lleva a cabo de una forma indiferente, sino con pasión hacia el proceso que se produce entre un suceso y otro. Esa es la conclusión de “El lado oscuro”, lo que nuestros ojos a veces omiten. El convivir de la belleza y la fealdad, por lo que es fácil concluir que la obra de Philippe Pasqua podría renombrarse bajo el título “Vida”.

‘El lado oscuro’

Exposición: Más de 30 obras.

Comisariado: Fernando Francés.

Lugar: CAC Málaga.

Fecha: Hasta el 29 de noviembre de 2020.

Horario: Martes a domingo (excepto el 3º lunes de cada mes), de 9:00 a 21:30 horas.